Home - Tags: cortinas de cristal

Etiqueta: cortinas de cristal

Cortinas de cristal: una solución muy práctica para espacios exteriores de negocios

Posted on 20 julio, 2020 in Decoración Empresas

cortinas de cristal

Con la llegada del COVID-19 las empresas de cortinas de cristal han tenido mucha más demanda tanto de información como de pedidos. Si no se puede mantener la distancia de seguridad en un recinto lo más sencillo es interponer una barrera.

Gracias a estas cortinas podemos hacer una separación entre estancias y evitar que las gotitas que soltamos al hablar lleguen al espacio de otras personas pero con la ventaja de no  perder ni un ápice de visión ni de luz.

Muchos negocios están instalando cerramientos de cristal dentro de sus locales y fuera como método de protección de sus clientes y los transeúntes de la calle, pero olvidándonos del tema COVID-19 las cortinas siempre han sido uno de los grandes aliados tanto de hoteles y negocios como de restaurantes.

Una vez superada la pandemia y si hemos instalado las cortinas podremos disfrutar de otros beneficios gracias a ellas. Estos son algunas de ellas:

1. Tendremos un espacio funcional durante todo el año

Al igual que pasa en nuestros hogares la terraza de nuestro negocio puede pasar de utilizarse solamente en verano a ser un lugar igual de apetecible en invierno. Gracias a la instalación de cortinas cristal evitaremos la lluvia, el molesto aire y podremos aclimatar el espacio en verano.

Nuestros clientes estarán mucho más agusto y nosotros tendremos un espacio útil y funcional durante todo el año, lo que se traduce en mayor número de clientes y mayores beneficios.

2. Son la solución más estética para nuestro negocio

Ningún otro tipo de cerramiento nos permitirá conservarlas vistas al exterior igual de bien, son además de las que mejor se adaptan a la estética de nuestro restaurante u hotel.

Lejos han quedado las paredes  con ventanas, gracias a los cerramientos tenemos una solución elegante y que nos permite disfrutar de la luz natural en el interior.

3. Les podremos dar nuevos usos

Cuando acristalamos la zona exterior de nuestro negocio no solamente estamos protegiendo esta de las  inclemencias del tiempo sino que podemos darle usos que antes no se podían. 

Nuestra terraza puede pasar de ser sólo eso a un sitio de celebraciones privadas, una terraza con una biblioteca y wifi dónde leer con luz natural tranquilamente, una guardería en invierno dónde dejar que los niños jueguen mientras que los padres comen…

Solamente tendremos el límite en nuestra imaginación, gracias a los cerramientos conseguiremos un espacio increíble y acogedor con vistas al mar durante todo el año o al bullicio y la vida que tienen las calles de Madrid durante todo el año.

4. Son adaptables

Estas cortinas, a diferencia de los toldos, los pavimentos verticales o los techos móviles nos valen para cualquier ubicación y entorno. Dará igual que llueva o haga aire (en el caso de los toldos no podríamos usarlos) o que haga mucho frío.

En el interior nuestros clientes estarán protegidos y además podrán disfrutar del fenómeno meteorológico, imagínate cenar con música relajante mientras ves caer los copos de nieve.

5. Son muy fáciles de limpiar

A diferencia de los textiles o de las paredes, si los cristales se ensucian (lluvia, las manos de los clientes, contaminación…)  o han sufrido algún percance (grafitis) serán mucho más fáciles de limpiar y mantener.

6. Seguras

Aunque se trate de cortinas de cristal este cristal es especial, ya que su resistencia es mucho mayor que la de los  cristales normales de las ventanas. están especialmente pensados para soportar vientos fuertes, granito o los típicos golpes que pueden sufrir los escaparates de las ciudades.

Por lo tanto no tendrás miedo de que algún niño se tropiece o se caiga una silla encima ya que absorberán el impacto, y si se rompen o harán en minúsculas piezas sin bordes para evitar cortes.

7. Funcionales

¿Lo mejor de las cortinas de cristal? Que cuando haga bueno y quieras aire fresco y que tus clientes disfruten del sol simplemente tendrás que abrir las cortinas y listo. En el momento que haga más frío o empiece a hacer aire incómodo cerrarlas,  todo ello en menos tiempo del que has tardado en leer este post.