Home - Empresas - ¿Cuándo utilizar la interpretación consecutiva y cuál es su importancia?

¿Cuándo utilizar la interpretación consecutiva y cuál es su importancia?

Posted on 6 julio, 2019 in Empresas

Contenido:

  1. ¿Qué es la interpretación consecutiva?
  2. ¿Cuáles son las características de la interpretación consecutiva?
  3. ¿Cuándo se utiliza la interpretación consecutiva?
  4. Herramientas clave en la interpretación consecutiva

 

  1. ¿Qué es la interpretación consecutiva?

La interpretación consecutiva es aquella que se realiza tras la intervención total o parcial del orador; es decir, el intérprete tendrá que escuchar el discurso, o bien un fragmento del mismo y, una vez el orador haya finalizado este parlamento, interpretarlo a la lengua meta.

  1. ¿Cuáles son las características de la interpretación consecutiva?

Este tipo de interpretación no utiliza equipos técnicos, el intérprete utiliza notas, para recordar, el intérprete puede intervenir después de cada frase o puede tomar notas mientras el ponente continúa hablando para así tomar la palabra durante varios minutos seguidos y dar forma a un párrafo e idea.

El resultado de la interpretación consecutiva es mucho más natural, ya que al intérprete le da tiempo a tomar notas, escuchar con calma y buscar la forma más correcta de interpretar el discurso. No obstante, aunque se deje algo más de tiempo, la reformulación del discurso se hace de una forma prácticamente inmediata.

Se requiere colaboración del orador, quien debe hacer pausas entre frase y frase, para darle tiempo al intérprete

  1. ¿Cuando se utiliza la interpretación consecutiva?

Este tipo de traducción se utiliza normalmente en los eventos con un pequeño número de participantes: negociaciones, cursos de capacitación, conferencias de prensa y reuniones de negocios.

La interpretación consecutiva no requiere de ningún equipamiento técnico adicional, tiene un amplio campo de aplicación. El intérprete puede acompañarle en un viaje de negocios, visitas a plantas industriales, recorridos turísticos, presentaciones, discursos, informes, agendas de negociaciones, recibimientos protocolares, conferencias de prensa, entrevistas, consultas médicas, reuniones entre pocas personas.

Se utilizan profesionales de interpretación consecutiva en conferencias telefónicas, juicios, entrevistas, reuniones bilaterales, negociaciones políticas, ruedas de prensas y determinados eventos, congresos o cumbres internacionales. Es común que la interpretación consecutiva se utilice en reuniones de muy alto nivel donde se abordan temas especialmente delicados y que requieren de una enorme precisión y matización. En dichos eventos solamente se emplean dos idiomas ya que en el caso de que se requiera la traducción a más lenguas, esta técnica no es la más adecuada.

  1. Herramientas clave en la interpretación consecutiva

Memoria y concentración: esta técnica requiere un gran esfuerzo de memoria y una gran capacidad de concentración. Durante el discurso, el intérprete va tomando apuntes con marcas y notas de atención que activen su memoria posteriormente. La recopilación de datos es la estrategia principal para llevar a cabo la interpretación consecutiva, pero la memoria también juega un gran papel y es crucial para ofrecer una buena interpretación. El intérprete consecutivo debe adaptarse al discurso del orador y en ocasiones debe mantenerse a la espera durante mucho tiempo.

Por su parte, la concentración es fundamental. Un intérprete no puede permitirse el lujo de distraerse durante un discurso ya que ni el orador ni los oyentes van a esperarle. Así, al igual que para otras técnicas de interpretación, se requieren los cinco sentidos para conectar con el mensaje.

Conocimientos base: además de papel y bolígrafos, la interpretación consecutiva requiere un profundo conocimiento de abreviaturas, símbolos y otros recursos que permitan tomar notas de la forma más rápida y eficaz posible. A su vez, un intérprete consecutivo debe tener una gran capacidad de análisis de la estructura, de compresión del discurso original y cohesión del discurso final y de la articulación de un discurso. Un fuerte conocimiento en estas áreas le permitirá producir un discurso en la lengua meta.

Conocimiento profundo de los dos idiomas: manejar ambos idiomas es otra de las herramientas clave imprescindibles para que la técnica de la interpretación consecutiva tenga buen resultado. El intérprete debe conocer a fondo su lengua materna y el idioma que debe interpretar para poder controlar todos los giros idiomáticos, expresiones, dobles sentidos y aspectos propios de cada idioma y cultura que puedan emplearse durante el discurso.

Formación y experiencia: además de la formación necesaria, un profesional del sector necesitará contar con mucha experiencia para llegar a poder habituarse a los ritmos de interpretación exigidos en el mercado.

Imparcialidad: este es un valor imprescindible para que la interpretación consecutiva tenga buenos resultados. Más allá de la traducción inmediata de las ideas y conceptos presentes en el discurso, el intérprete no puede reflejar a través de gestos faciales o el tono de voz ningún tipo de opinión propia. De hecho, lo correcto es que el discurso sea interpretado sin ningún tipo de ambigüedad, respetando en todo momento el mensaje, el tono y la intención que desea trasladar el orador.

Capacidad de análisis y de enfoque: el especialista en interpretación debe ser capaz de analizar la situación en la cual se está desenvolviendo la ponencia y tener la capacidad de enfocarse para poder reaccionar ante cualquier suceso inesperado, ya que tiene muy poco tiempo de respuesta. Además debe estar muy enfocado para que no se le pase ningún detalle e ir a la par del orador para actuar con precisión, efectividad, rapidez y exactitud.

Los especialistas en interpretación consecutiva, realizan varias funciones a la vez, escucha, analiza, sintetiza, toma nota y realiza la interpretación, es decir habla, todo esto lo hace de manera simultánea, necesita por lo tanto tener una muy buena capacidad de escucha activa, la capacidad de atención y concentración adecuadas para desempeñar esta función. Colocar toda la atención en lo que hace y poner atención en lo más mínimo para poder ofrecer un servicio de interpretación de calidad.

Capacidad de oratoria, excelente imagen personal, buena voz y dicción: un tono de voz agradable, capacidad de llegar al público oyente, buena dicción, tener buena imagen, buena presencia y prestancia. Saber exponer en público, saber manejar el lenguaje corporal, y poseer capacidad de oratoria, saber manejar las emociones y manejar el miedo escénico.