Home - Salud - Superando los sofocos en la menopausia

Superando los sofocos en la menopausia

Posted on 16 septiembre, 2018 in Salud

¿Estás teniendo dificultades con los sofocos? Es posible que te sorprendas al saber que esto no es sólo un síntoma de alguien que está pasando por la menopausia, sino que también es en muchos casos un síntoma de las mujeres que están en las etapas de la menopausia previas y que una vez alcanzada la etapa posterior a la menopausia, llamada postmenopausia, también puede ser que sigas sufriendo sofocos (e incluso éstos pueden durar hasta 10 años más).

Una de las razones principales por las que experimentas sofocos (o también llamamos “sudores calientes”) es debido a la reducción en estrógenos y progesterona que se produce en el cuerpo de la mujer durante el climaterio.

Esto no sólo se produce durante la menopausia, la realidad es que incluso antes de alcanzar la menopausia propiamente dicha el cuerpo de la mujer ya va sufriendo una disminución progresiva de las hormonas femeninas principales, y al llegar a la menopausia se produce un cese total.

Hay varias medidas naturales que puedes tomar para superar los sofocos, algunas de las cuales te ayudarán a evitarlos en primer lugar, y otras te ayudarán a manejarlos de manera efectiva, y quizás en algunos casos a deshacerte de ellos.

Sin embargo, lo primero que debes entender es que los sofocos no siempre salen de la nada, aunque pueda parecer que sí, ya que como es el caso con la mayoría de las cosas que pueden ir mal en nuestro cuerpo, a menudo existen algunos factores desencadenantes que pueden causar y producir sofocos de manera más seguida y más intensa.

Esto puede variar desde ciertos estados emocionales como los sentimientos de ansiedad hasta ciertos hábitos alimenticios como comer alimentos picantes.

En todo caso los desencadenantes pueden ser diferentes para cada mujer en particular por lo que lo más recomendable es que prestes atención e intentes identificar cuáles son los factores desencadenantes que te causan a ti estos sofocos o sudores calientes.

Y de ese modo podrás evitarlos de forma natural, y sin tener que recurrir a medicamentos recetados que a veces pueden tener efectos secundarios no deseados.

También es importante que te asegures de que tu cuerpo esté funcionando tan bien como sea posible, y para ello hay algunas medidas que puedes tomar.

Una pequeña cosa que puede hacer que realmente alivies los síntomas producidos por los sudores calientes y hacer que tu cuerpo sea una máquina más eficiente para contrarrestarlos, es comer los alimentos adecuados evitando algunos como el café, el alcohol, los picantes, entre otros.

Y otra medida que no solo te ayudará a aliviar los sofocos sino también a evitar y disminuir otros síntomas de la menopausia es realizar ejercicio regular al menos 3 veces por semana durante unos 20 o 30 minutos cada vez.

Esto es muy efectivo sobre todo si en tu caso tienes un poco de peso de más, ya que la obesidad puede agravar los efectos de los sofocos.

Llevar a cabo estas dos medidas recomendadas puedes tomar un poco de trabajo de tu parte, pero si realmente estás dispuesta a poner fin (o al menos a aliviar) esos molestos sofocos, deberías hacer el esfuerzo.

Para resumir podemos decir que en general debes evitar las cosas que causan los sofocos siempre que te sea posible, y asegurarte de que tu cuerpo se mantenga fuerte mediante una dieta adecuada y el ejercicio físico regular y sin duda te sentirás mejor.