Home - Empresas - Franquicia de ropa infantil – A quién beneficia?

Franquicia de ropa infantil – A quién beneficia?

Posted on 29 marzo, 2018 in Empresas

franquicia de ropa infantil

Cuando revisamos distintas opiniones sobre economía y finanzas suelen haber comentarios a favor y en contra de cualquier modalidad, eso es muy normal, pero vale la pena evaluar con objetividad algunos elementos al momento de realizar una inversión, esto es válido para aquellos que simplemente deseen comprar una prenda para sus hijos, como para aquel que esté decidido a emprender en el mundo de la moda infantil, por ello, ponemos la lupa en la alternativa de una franquicia de ropa infantil.

Una franquicia, independientemente del sector de la economía que sea, es una forma de comercializar productos y servicios con un esquema definido por una organización matriz, es decir, alguien que crea un patrón de cómo debe implementarse y desarrollarse su negocio. En función de eso define la apariencia del local, o si es virtual, su imagen digital, por lo cual, todo el que lo mire lo reconocerá como parte de una misma propuesta.

Además de lo anterior, el franquiciador es el encargado de seleccionar los productos o servicios que se ofrecerán, define la política de precios, capacitación de los franquiciados, en algunos casos imponen los sistemas automatizados a utilizar, entre otros aspectos.

Lo común es que para utilizar esa firma e imagen hay que pagar un canon de entrada y un porcentaje de las ganancias y/o un pago determinado con regularidad, como una especie de alquiler. Esto varía entre una franquicia y otra, mucho depende del prestigio y trayectoria de las mismas.

Dónde están los beneficios y beneficiados?

Para que una franquicia se expanda y se mantenga debe ser rentable, de lo contrario, desaparecería antes de su primer año. Basado en esto, y viendo que no somos conejillos de India, se supone que si seguimos la receta que a otros les ha resultado, también obtendremos las ganancias que prometen. Es algo que se puede corroborar antes de invertir, hablando con varios franquiciados.

De todo lo expuesto, se puede deducir que se beneficia el franquiciador, los franquiciados y los clientes, porque tendrán ofertas que han de ser muy buenas para que ese tipo de negocios se mantenga a flote. Si bien no todas triunfan, podemos poner el ojo en las que estén evolucionando satisfactoriamente.